Jean-Michel Jarre, genio de la música electrónica.

Coincidiendo con la 24ª edición del Sónar ( festival de música electrónica de Barcelona), no podríamos dejar pasar la oportunidad de hacer un homenaje a este artista musical de reconocimiento internacional, que aunque este año no participe si lo ha hecho en ediciones anteriores.

Jean-Michel Jarre nace en Lyon el 24 de Agosto de 1948, en el seno de una familia apasionada de la música  como es el caso de su padre, el compositor Maurice Jarre que compuso obras para películas como “Ghost”, “Lawrence de Arabia” o “Dr Zhivago” entre muchas otras. Ya a una edad temprana demostró tener un don magistral para la música tocando el piano y alternando sus estudios con clases en el conservatorio de Paris. Si bien hacéis cálculos de su año de nacimiento veréis que se topó de golpe con uno de los movimientos musicales más trascendentales y importantes de la historia de la música, coincidiendo con los años sesenta con los grandes grupos que hubieron en Estados Unidos y Inglaterra, grupos de “Rock  y rebeldía” que lo más importante fue el cambio de mentalidad que suponía en todo lo que se había creado hasta el momento musicalmente.

Formo parte de varios grupos de música, inspirados principalmente por “The Beatles”, hasta que al final en el año 1968 en Paris se unió al grupo de investigación musical de Pierre Shaeffer, en donde trabajo con un “intstrumento” totalmente nuevo en Europa, el sintetizador.

Jean Michel Jarre en su "laboratorio electrónico".
Jean Michel Jarre en su “laboratorio electrónico”.

Desde el momento en el que el artista comenzó a trabajar con el sintetizador ya nada volvió a ser como antes, quedó dulcemente atrapado por la magia que podía sacar de estos “aparatos” electrónicos que parecían venidos del futuro, en el año 1970 sacaría su primer disco y en un año más tarde sería el músico más joven en tocar en la Opera de Paris con su obra “Aor” ( Luz), que sirvió para la danza de un ballet y para la reinaguración de el “Palais Gardnier”.

Creó su propio estudio de grabación ( el que se ve en la imagen), y empieza a componer temas para la gran pantalla y lanza su primer gran éxito internacional “Oxygene”, vendiendo más de seis millones de copias rompiendo récords de ventas.

A partir de ese momento comienza a tener multitud de éxitos de todo tipo, como el premio de “La Academia Francesa de Charles Cros”, la revista “People” lo reconoció como hombre del año,  y incluso sale en el “Libro Guiness de los Records” por el concierto que realizó en la Plaza de la Concordia de Paris el 14 de Julio de 1979, por ser el concierto con más asistencia.  También en el 1981 es nombrado miembro honorario del “Conservatorio de  Música de Beijing”.

 

Sin duda Jean-Michel Jarre es uno de esos grandes genios en vida que pasarán a la historia, por su innovación y espíritu joven y constante, que trabajan en construir cosas nuevas y no deja de sorprenderos con el paso de los años.

Un artista que da gusto de escuchar y también ver por sus grandes puestas en escena y sus siempre mágicos instrumentos que parecen de otro planeta como la fantástica arpa electrónica.


Página web del artista:
https://jeanmicheljarre.com/biography